Ante cualquier corrección de la letra, avísenme haciendo un comentario en la letra que necesita corregirse.

lunes, 18 de julio de 2011

Los que hablaban del tiempo

Eran dos tipos que siempre hablaban del tiempo
Hablaban mucho y quejándose todo el tiempo
Eran dos tipos que hablaban mal de la helada
de madrugada parados en la parada

Eran dos tipos que se pasaban diciendo
"¡Qué tiempo loco, ya está de nuevo lloviendo!"
Eran dos tipos y cuando el tiempo cambiaba
les daba rabia, les daba bronca, les daba

Eran dos tipos que consumían saliva
en insultar al viento cuando iban en chiva
Eran dos tipos que le encontraban sentido
a hablar del tiempo y no hablar de bueyes perdidos

Eran dos tipos y de los dos casi todos
sobre este tema, pensaban del mismo modo
Eran dos tipos que pese a cambios de clima
llevaban siempre las mismas ropas encima

Eran dos tipos que siempre hablaban del tiempo
Hablaban mucho y quejándose todo el tiempo
Eran tres tipos que hablaban mal de la helada
de madrugada, con las narices tapadas

Eran diez tipos que se pasaban diciendo
"¡Qué tiempo loco, mirá el calor que está haciendo!"
Eran cuarenta que consumían saliva
en protestar siempre mirando para arriba

Eran ochenta y no le encontraban sentido
a hablar de bueyes, porque era tiempo perdido
Eran docientos; repito: eran quinientos
Eran seicientos que hablaban pestes del viento

Eran dos mil, eran veinte mil que decían
de la humedá los que los demás ya sabían
Eran decenas de miles, eran millones
y mientras tanto, corrían las estaciones

0 comentarios: