Ante cualquier corrección de la letra, avísenme haciendo un comentario en la letra que necesita corregirse.

viernes, 22 de julio de 2011

Piedras en el Camino al Registro Civil

Se estaba por casar, le faltaban cuatro meses
llevaba ya casi treinta y siete de noviazgo
y conoció a Manón y conoció a Manón
y a la otra la dejó
 
Un año les duró luego hablaron de casarse
fijaron el lugar y una espera de tres meses
pero él al mes conoció a María Inés conoció
y con ella se enroscó
 
Mejor que las demás era buena y lo estaba
compraron comedor y dijeron que en dos meses se casarían
pero se entusiasmó con Raquel
y con ésta la siguió
 
Qué bárbara Raquel, dónde estabas estos años
se fueron a anotar y compraron heladera
y entonces el se cruzó, y entonces él se cruzó
con un mionca a vapor
 
Subiéndose al camión cuyo nombre era Yolanda
le dijo: "vos y yo nos casamos para mayo"
pero él el treinta de abril, pero él el treinta de abril
la cambió por Marilín
 
La Mary consiguió dormitorio y lavarropas
él puso su mitad de comedor y heladera
y en dos semanas se habrían de casar
pero él prefirió a Anabel
 
Con Ana todo bien, tan chiquita y delicada
es lo que siempre yo sin saberlo precisaba
el otro jueves mi amor, el otro jueves mi amor
nos casamos, sí señor
 
Un cuarto de heladera y un medio dormitorio
lo que pueda faltar se verá en algún remate
pero el domingo anterior al casamiento ocurrió
que la mina renunció
 
Resulta que se fue a probar con otro amigo
y hallándolo mejor le planteó si no tenía
los siete octavos del viejo comedor que faltaban
y el loco dijo ta
 
Habiendo dicho ya que ese viernes se casaban
la joven casadera salió a cazar un taxi
pero si dijo que si, pero si lo dijo no
fue en la calle Sarandí
 
Tres días de pasión con aquel taximetrista
contigo soy feliz y se fueron al juzgado
pero ella dijo un "yes" en vez de "sí"
y cambió miraditas con el juez
 
Juzgame por favor le decía esa noche
la piba al magistrado y el loco contestaba
dejame así, no me vengas con hacer horas extras,
muchacha, y vení
 
Al cabo de unas horas de gritos y susurros
el tipo comprendió que por siempre la querría
y le propuso seguir todos los días la
joda corrida por civil
 
Se fueron a casar a un pueblito de campaña
y se les presentó una joven funcionaria
en lugar de casar a la pareja
con el veterano se anotó
 
Al hombre le gustó siendo joven y colega
la otra se volvió prometiendo por venganza
casarse con el primer bobalicón
que le fuera a cantar a su balcón
 
El juez y su novel noviecita se vinieron
también a la ciudad y ella quiso ir a la iglesia
para poderse casar pero al llegar al altar
se le puso a llorar
 
El cura resultó que había sido novio suyo
y en una discusión la cambió por la sotana
pero aquel fuego latente se encendió nuevamente
y el voto no corrió
 
Se amaron con locura y después en un ataque
de súbita cordura dijeron de casarse
y como yo les perdí después el rastro
no supe si alguno se casó.

0 comentarios: