Ante cualquier corrección de la letra, avísenme haciendo un comentario en la letra que necesita corregirse.

martes, 19 de julio de 2011

Sugerencias

José viajaba tranquilamente
en una unidá de transporte colectivo,
pensando en cualquier cosa,
cuando de pronto sintió que le golpeaban el hombro
y una voz, una voz de nene le decía:
"imaginate camellos, imaginate camellos".
Y José, que no encontró razones
para no hacerle caso, se imaginó camellos.
Y el nene dijo "Ahora imaginate
que vas por el desierto y estás muerto de sé".
Y José se lo imaginó.
Entonces el nene le dijo
"imaginate que hay tres tipos
que te están rompiendo la cabeza a piñas
mientras vos tenés las manos atadas",
y a José ya no le gustó;
pero quisiera o no, ya lo había imaginado.
Entonces el nene le dijo
"ahora imaginate que estás
en una tribuna del estadio sentado
y desde la cancha viene una pelota,
un tiro de meta mas que desviado
y justo se te mete a vos adentro de la boca
y por mas que trates de sacarte la pelota no podés".
Entonces José se dio vuelta
y como vio que el nene estaba con la madre,
dijo "señora, hágalo callar, hágalo callar".
Y la madre dijo "nene, callate dejá
tranquilo al señor".
Entonces José sintió una gran calma interior
y pudo concentrar toda su voluntá
para pensar en un electrodoméstico
mientras en el fondo del mate todavía
quedaban resonancias de una canción
que en ese mismo día ce equis no sé cuánto *
había transmitido por milésima vez.
"A mí nadie me dice que tengo que pensar,
yo pienso lo que quiero y así vivo feliz".

* En la versión del disco Punc dice: "que en ese mismo día ele erre no sé cuánto"

0 comentarios: