Ante cualquier corrección de la letra, avísenme haciendo un comentario en la letra que necesita corregirse.

viernes, 19 de agosto de 2011

Premio

(El monólogo comenzaba con Hotel).

Me puse muy al día con la lectura porque, tenía una cantidad de libros que había venido acumulando así durante casi todo el año ahí que, no sé. Libros que...entraba a una librería y los veía y me entusiasmaba, me los ojeaba un poquito y me parecía que los iba a leer enseguida y no, llegaba a mi casa después y los dejaba ahí tirados, no los agarraba más. Y bueno, me sentía muy culpable por eso, porque se habían acumulado una cantidad de libros ahí. Además también me sentía rezagado en muchas conversaciones en las que yo veía que no podía meter la cuchara de ninguna manera, y tenía el presentimiento de que en esos libros estaban de repente un poco los elementos que yo podía necesitar para este... Y bueno. Me lleve todo ese material y bueno, la verdad que me leí todo. Fue un esfuerzo muy grande que hice porque no era moco de pavo. Eran cosas bastante densas por ejemplo...bueno, había algunos libros de Lipovetsky, despues algunos de...este...como se llama, Gilles Deleuze. Algunos libros que escribió sólo y otros en colaboración con Félix Guattari también. Me llevé algunos bodrios de Braudillard, me llevé unas cosas más viejas que había de Castoriadis también. Y algunos me miran como que no saben de qué estoy hablando y yo reconozco que tampoco lo sabía. Tampoco tenía ninguna idea, pero ahora sí lo sé y me siento...bueno, en paz nuevamente con mi conciencia por haber leido todo eso que tenía y tambien me siento como que he crecido espiritualmente, he crecido como persona. Y bueno, yo creo que en realidad, me parece que me merezco un premio por haber hecho ese esfuerzo. Un premio que yo mismo me lo voy a dar. Después voy a ver si encuentro a la salida algún kiosco abierto, voy a ver si encuentro la revista Caras, porque creo que me lo gané. Y bueno, por lo demás en ocasiones, la verdad es que lo pasé tranquilo ahí. Estaba nada más que en el hotel ahí o sino leyendo y nada más que una vez salí a tratar de cambiar un poquito de aire.

(El monólogo continúa con Cuidado con las palabras).

0 comentarios: