Ante cualquier corrección de la letra, avísenme haciendo un comentario en la letra que necesita corregirse.

sábado, 10 de septiembre de 2011

Cocina

Bueno. Tenemos ya aquí a los integrantes de la banda, haciendo ejercicios de calentamiento, gimnasia, con el objetivo de prepararse para enfrentar este desafío que les espera en pocos minutos. Algunos están haciendo elongaciones. Hay un trombón ahí que es increible como se elongó, como se estiró. Otros en cambio parece que se enrollan. Ese corno quedó como hecho un ovillo. Y parece que suena como un ovillo también. Bueno. Todo esto es lo previo a la función ¿verdad? la previa. Estamos asistiendo a la previa. No se si en el orden del disco va a quedar finalmente como primer track, pero es bueno tener en cuenta que esto es la base de todo. ¿No es cierto? Esto es la cocina de la que después va a surgir...lo que se de ¿verdad? Pero bueno, en el principio fue el caos. Y después de a poco o súbitamente va a brotar el orden ¿verdad? Hay que tener en cuenta la posibilidad de que todas estas cosas que están escuchando ustedes, todos estos pequeños trozos, fragmentos diseminados por doquier que están escuchando. (le dice al percusionista) Perá, perá un cachito. (Retoma) Podrían ser exactamente los mismos elementos que luego, se van a ir escuchando ordenadamente durante este concierto. Pero bueno, en realidad puede ser que también...no, en este caso no, porque claro, los músicos están practicando también pasajes de lo que tienen que tocar en otras orquestas en las que ellos tocan, porque bueno, acá en realidad la gente, bueno, tiene que tener varios trabajos y uno está en la orquesta sinfónica también, o está en la filarmónica, o está en...en fin, donde se pueda. Algunos practican pero cuando tengan que tocar el timbre en la casa también parece. Ese percusionista por ejemplo me parece que, no, ese está tocando en vez el repertorio de ninguna orquesta. Debe ser que está, que capaz que toca en algún grupo de música nueva. O capaz que simplemente está enojado. Pero escuchemos. Prestemos atención a esta masa informe de sonidos, a este caos. Fíjense que, cambiando simplemente el orden de las letras de la palabra caos, se forma ya la cosa ¿verdad? La cosa que en este caso, puede ser ocas, anzar, ánalo, como los crucigramas ¿no es cierto? donde todo es sólamente casillas blancas y negras y definiciones que no tienen nada que ver unas con otras, cosas que no tienen ninguna relación hasta que de pronto...bueno, uno se decide y da vuelta la página.

0 comentarios: