Ante cualquier corrección de la letra, avísenme haciendo un comentario en la letra que necesita corregirse.

viernes, 23 de septiembre de 2011

El Tren de los Avestruces

Recorriendo mil condados, principados y reinados, 
ducados y archiducados y también 
algunos pocos estados tan desproletarizados 
que ya están en otro estado, pasa el tren.

Va tocando los poblados más lujosos y adornados, 
enjoyados con tejados de Belén,
pero esos barrios dejados de la mano de los hados
son salteados con cuidado por el tren.

Piénsalo bien, sube a ese tren, 
y pronto sentirás los resultados, 
no ha habido quién deje este tren 
después de un tiempo de haberlo probado, 
te dá pues la garantía de que una vez instalado 
podrás seguir en la vía por tiempo indeterminado, 
no rehúses sus llamados de afelpados marabuses 
para que los uses fue creado el tren de los avestruces.

Tal vez muestren sus ventanas cotidianas cosas vanas 
o macanas suburbanas sin querer,
mas nunca escenas profanas ni jaranas chabacanas 
harán que te salgan canas por doquier.

También ha sido equipado con un sistema adecuado 
instalado a cada lado del motor,
que ante una fuerza agresora oculta la locomotora 
tras una nube incolora de vapor.

Por mucha gente que suba al tren tendrán asientos todos reservados, 
y no se ven viajar de pie nomás que a quienes quieran ir parados,
y ya es cosa archisabida, el que este tren ha adoptado
podrá ver pasar la vida sin bajar en ningún lado,
no uses más los trajinados mal llamados omnibuses,
sólo hay un omnirodado: el tren de los avestruces.

0 comentarios: