Ante cualquier corrección de la letra, avísenme haciendo un comentario en la letra que necesita corregirse.

viernes, 23 de septiembre de 2011

Serenata

Te voy a cantar con esta guitarra que mi abuelo 
usó para ganarse el corazón de la que 
con el tiempo se convertiría en su actual mujer.
Una serenata repleta de pasiones importantes
inspiradas en poemas de los libros
que cuando nos conocimos me diste a leer.
Y me planto aquí como un piquetero inamovible
a dedicarte mi canción hasta que salgas al balcón
y escuches el mensaje de mi corazón.
Sé que mi guitarra y la fuerza de mi canto
salvarán los 19 pisos que hay hasta el lugar
que ocupa tu departamento en este monoblock.
Me vas a escuchar. Tengo muchas cosas que decirte
y elegí esta forma de la serenata
porque me parece más amena que mandarte un mail.
Y aparte vos, muchas veces los dejás sin contestar
capaz que ni siquiera los lees y los borras
sin sospechar que pueden darte una razón
para vivir de una forma diferente
a la que vos conociste. Porque junto a mí
conocerías de una vez por todas lo que es el amor.
Vení al balcón. Asomate un poco y vas a ver
que cuando escuches lo que tengo preparado
para interpretarte, no lo vas a poder resistir.
Ya estoy aquí, a los pies de tu edificio
practicando vocalizaciones para que cuando decidas
prestarme atención, entiendas mi sentir
y para oír de más cerca lo que ya por fin
tu corazón descubra como la verdad más pura
vas a sentir el impulso de venir a mí.
Porque es así. Cuando uno vislumbra la felicidad
que estaba oculta, no se puede contener
de ir lo más pronto al lado de ese ser
que iluminó lo que antes estaba en sombras
sin pasar por la penumbra que de un sólo fogonazo
despejó de la tiniebla tanta claridad.
Y al escuchar esta serenata que voy a cantarte
estoy seguro de que vos no vas a contenerte
y te vas a tirar por el balcón.
Te espero aquí. Con esta guitarra vamos a atajarte.
Son elásticas sus cuerdas y es muy noble
la madera con que fue labrado el diapasón.
Podés saltar. Veo que me hiciste caso,
venis a mis brazos amor mío, estás llegand...¡Oh!

0 comentarios: